Ruta0.com es una comunidad de viajeros de Argentina y Sudamerica, apasionados de las rutas y de conocer nuestra tierra, donde nos reunimos para contar experiencias y aprender de las de los demás.

Rutas escénicas Imperdible, Del Valle de la Luna a la cuesta de Miranda.

Recorriendo 288 km. De distancia entre San Agustín del Valle Fértil, Parque Provincial Ischigualasto, Parque Nacional Talampaya, Villa Unión, Cuesta de Miranda y Chilecito. Abarcando San Juan y La Rioja

San Agustín del Valle Fértil suele ser la puerta de entrada al Parque Provincial Ischigualasto, más conocido como Valle de la Luna, en San Juan.

Si hace noche allí, puede visitar el parque por la mañana, luego hacer unos pocos km más y, ya entrando en La Rioja, recorrer los imponentes paredones y formaciones rojizas del Parque Nacional Talampaya, y sus cañadones surcados por cóndores.

Al salir, recorra 52 km más y consejo pase la noche en Villa Unión, un pueblo en medio de un valle enmarcado por la Sierra de Famatina y la precordillera riojana, y donde hay varios alojamientos, algunos de ellos bastante nuevos.

Si al otro día tiene ganas, puede seguir laderas arriba para visitar Laguna Brava, en la alta montaña, aunque la ida y vuelta le va a llevar más de medio día.

Si no, parta directamente por la ruta 40 hacia el este para disfrutar de uno de sus tramos más deliciosos: la Cuesta de Miranda, un multicolor zigzagueo de más de 400 curvas, en la quebrada del río Miranda. Cruza un abra entre las sierras de Famatina y Sañogasta, con una altura máxima de 2.040 metros.

En otros tiempos supo ser uno de los tramos desafiantes de la ruta 40, porque era angosto, de ripio y de cornisa. Pero hoy está totalmente pavimentado y es muy placentero de recorrer.

De Villa Unión a Chilecito son 112 km, pero le va a llevar varias horas si lo que pretende es disfrutar; despacio y deteniéndose a observar y sacar fotos.

Una vez en Chilecito, no se pierda la fantástica historia del cable carril hacia la mina La Mejicana, declarado Monumento Histórico Nacional, y disfrute de una limonada en alguna de las mesas en torno a la plaza principal, que cada anochecer veraniego es el epicentro de la vida social.

Te puede interesar ver


Watch more!