Ruta0.com es una comunidad de viajeros de Argentina y Sudamerica, apasionados de las rutas y de conocer nuestra tierra, donde nos reunimos para contar experiencias y aprender de las de los demás.

Puerto Deseado de fiesta

Con la llegada masiva de los penachos amarillos se prepara para celebrar los 100 años del Faro Cabo Blanco, en el límite sur del Golfo San Jorge, a pocos kilómetros de la ciudad pesquera.

Puerto Deseado Jueves 30/11/2017
La Ciudad santacruceña Puerto Deseado tiene el privilegio de disfrutar de cerca a los penachos amarillos, que como cada año llegan a anidar y multiplicar su reproducción familiar. Sin embargo existe además un importante reservorio histórico y cultural, paisajístico y gastronómico.

Se trata de una colonia de aproximadamente 30 mil pingüinos de penacho amarillo y de Magallanes, que nidifican y cuidan a sus crías en Isla Pingüino.

Deseado es el anfitrión privilegiado de la llegada y apareamiento de los reyes de las olas. El penacho amarillo comienza su arribo a la única colonia del hemisferio sur, donde el turismo tiene la gran posibilidad de conocerlos en su hábitat natural.

La Reserva Isla Pingüino es una de las áreas naturales protegidas en Santa Cruz, ubicada a 20 kilómetros del casco urbano de Puerto Deseado y accesible al turismo a través de una breve navegación. Allí se dan cita 2.000 pingüinos de penacho amarillo, que conviven con 30 mil pingüinos de Magallanes en la nidificación y cuidado de sus crías. La pequeña ciudad pesquera, al noroeste de la provincia de Santa Cruz, se convierte en el atractivo para toda la familia con la llegada paulatina de los simpáticos ejemplares de la fauna marina. La costa, transformada en gigantescas pingüineras, comenzó a poblarse de estos peculiares “pájaros niños”, de espaldas negras y pecheras blancas, que no pueden volar y sí, en cambio, nadan con la habilidad de los peces.

Búsqueda del mejor hogar: Los días que median entre la llegada del grupo y la postura de los primeros huevos, los pingüinos se dedican a la búsqueda y acondicionamiento de los albergues. Las parejas ya consolidadas localizan el viejo nido y se ocupan de remozarlo. Las parejas nuevas buscan un buen sitio para cavarse uno. Los pingüinos suelen mantener su pareja a lo largo de sus vidas.

Uno de sus principales atractivos de Puerto Deseado es contar con la única ría de Sudamérica, que tiene 42 kilómetros de extensión. El cauce natural del río Deseado que, al retirarse los glaciares hace 10 millones de años, fue invadido por el agua del mar, muestra un paraje de características únicas.

Es una reserva natural con un área que comprende el sector delimitado por la totalidad de la ría Deseado, desde el Cañadón Giménez, pasando por Cañadón Torcido, islas Quiroga y de los Pájaros (donde habita una gran colonia de pingüinos de Magallanes) y la isla Larga hasta el sector denominado Paso Marsicano.

Te puede interesar ver


Watch more!