Es una tranquila y elegante localidad, que en el pasado recibía veraneantes de la clase alta porteña, pero con el transcurso de los años se abrió al turismo en general. Sus playas son hermosas y están bien cuidadas, lo mismo que sus bosques. La infraestuctura hotelera y gastronómica es buena y de calidad, y se puede practicar una gran variedad de deportes náuticos.


Quienes vieron esta página también consultaron1


+ Cómo llegar a Pinamar
+ Alojamiento en Pinamar