Es un sitio familiar y muy tranquilo, de amplias y solitarias playas de hasta 100 metros de ancho, que suelen ser cubiertas por completo por la marea. Las dunas están fijadas con tamariscos. En algunos casos, llegan a tener hasta 6 metros de alto, lo que las hace ideales para recorrer a caballo, en cuatriciclo, o para la práctica del sandboard. Siguiendo hacia el sur por la avenida Crucero 9 de Julio hay un camino que lleva a La Lucila del Mar, bordeando un área privada hermosamente arbolada.


Quienes vieron esta página también consultaron1


+ Cómo llegar a Aguas Verdes
+ Alojamiento en Aguas Verdes